TÉCNICA INSTALACIÓN

LA MÁS MODERNA TECNOLOGÍA PARA SU CASO DE REHABILITACIÓN

El iMPREGLiner es una manga de fibra de vidrio, impregnada en fábrica con resina de poliéster y embalada en una lámina exterior especial patentada. En el interior de la manga se encuentra una lámina que sirve como soporte de instalación y que se retira después del curado. Debido a la gran estabilidad de almacenamiento de seis meses desde la producción, los clientes internacionales también disponen de suficiente tiempo para la instalación después del transporte. La manga se suministra listo para usar en una caja de madera robusta (Si es necesario tratada según estándar IPPC).

Previamente a la introducción de la manga se coloca una lámina deslizante en la base de la alcantarilla dañada. Esta minimiza la fricción durante la introducción de la manga y evita que se dañe el material. Después se introduce la manga con un cabestrante por el pozo a la alcantarilla defectuosa. A continuación de la colocación de la manga mediante aire a presión, se introduce la fuente de luz ultravioleta en la manga y se cierran los finales de la manga con prensaestopas.

Ahora se genera una presión de trabajo de 500 mbar en la manga y se posiciona la fuente de luz ultravioleta en el lado opuesto de la manga. Durante este proceso se puede observar en el puesto de control del equipo de curado por luz ultravioleta el ajuste correcto de la manga, a través de la videocámara colocada en la fuente de luz. Ahora se encienden las lámparas ultravioletas y se arrastra la fuente de luz a través de la manga según las especificaciones de velocidad de curado indicadas en el manual de instalación de la empresa iMPREG.

Al finalizar el proceso de curado se retiran los prensaestopas, la fuente de luz y la lámina interior. Los trabajos posteriores, como la apertura y conexión de los pozos pueden realizarse inmediatamente a continuación, y finalmente el alcantarillado puede ponerse en funcionamiento.