LÁMINA DESLIZANTE

PROTECCIÓN PERFECTA EN LA INTRODUCCIÓN DE LA MANGA

Antes de la introducción del iMPREGLiner en el conducto dañado se coloca primero la lámina deslizante en la base.

La lámina deslizante cumple con varias tareas importantes durante la instalación de la manga. Durante los trabajos preparativos se eliminan obstáculos con robots. Sin embargo, aristas vivas pueden dañar la manga, provocando una hidrólisis por contacto del laminado con agua, resultando en falta de estanqueidad.

La lámina deslizante, colocada en la base del conducto dañado, evita este tipo de daños y es por lo tanto imprescindible para garantizar la calidad.

La lámina ofrecida por iMPREG tiene un coeficiente de fricción bajo, por lo que se reducen considerablemente las fuerzas de arrastre en la introducción de la manga.

Para reducir aún más las fuerzas de arrastre, antes de la introducción de mangas grandes y pesadas, puede aplicarse adicionalmente un producto deslizante entre lámina y manga.